• noviembre 19, 2020
  • Víctor Marín
  • 0

Tengo el honor y el gusto de conocer al Dr. Víctor Marin por casi 19 años, llegué a urgencias por una hemorragia en el útero generada por el uso de anticoagulante, parte de un tratamiento médico (LES), era una situación de emergencia y sumamente dolorosa. El Dr. Marin resolvió de la mejor manera esa intervención y se convirtió en mi ginecólogo de cabecera.

Me genera mucha alegría y paz acudir con él a las revisiones periódicas porque es sumamente respetuoso, cálido, me escucha, responde a todas mis preguntas y me ha proporcionado la información necesaria sobre tratamientos y siempre tiene opciones.

Ha sido sumamente acertado en qué es lo mejor para mi y para mi cuerpo. Y eso me genera mucha tranquilidad, a parte que contagia siempre con su alegría y serenidad”

Maka Morón. Ciudad de México